Microinjerto capilar: el ‘antes y después’ de nuestros pacientes

Apostar por un microinjerto capilar sin pruebas visibles de que funciona puede causar, en primer lugar, inseguridades y dudas. Pero garantizamos que se obtienen resultados visibles y definitivos. La técnica FUE, utilizada en la mayoría de nuestras intervenciones, consiste en la extracción individual de los folículos pilosos de la zona donante de la cabeza para, después, injertarlos uno a uno, en la zona carente de pelo. Por otra parte, la técnica FUSS, menos frecuente actualmente, consiste en la extracción del pelo mediante una incisión linean en la parte trasera de la cabeza, de la que seccionan una a una las unidades foliculares y, posteriormente, se trasplantan en la zona receptora.

Para que te olvides de las inseguridades y de las dudas, te mostramos diferentes casos reales de pacientes que han decidido cambiar su imagen capilar. Aquí tienes resultados visibles.

Paciente de 54 años que se ha realizado un microtrasplante capilar para conseguir mayor densidad.

Paciente de 35 años con entradas de grado 2. Después someterse a un microinjerto mediante la técnica FUE y ver el resultado, se decide a cambiar de look para lucir su nueva imagen.

Paciente de 53 años con grado 6 de alopecia al que se le ha realizado un microinjerto capilar.

Paciente de 39 años. Se le ha realizado un microtrasplante capilar para acabar con su alopecia de grado 4A.

Medical Hair