Cómo ayudar a tu hijo si sufre calvicie

febrero 29, 2016
No hay comentarios

alopecia androgenetica-herencia

La alopecia androgenética es un tipo de calvicie que depende de la herencia genética del individuo y aparece de forma gradual. Existe una escala, denominada “escala Hamilton-Norwood” que marca la evolución de una calvicie y permite identificar el estado en el que se encuentra el paciente en relación a este problema.

Por esa razón, no es demasiado frecuente que una persona demasiada joven presente signos claros de calvicie. Hay algunas alopecias como las congénitas que salen desde el nacimiento o las areatas que presentan una evolución más irregular y por zonas dispersas de cabello, pero la alopecia androgenética clásica suele afectar más a gente de mayor edad.

Esta realidad hace que muchos jóvenes con signos claros de alopecia se preocupen incluso más por este problema del cabello, pero en caso de que no sepan reaccionar debidamente, los padres pueden ayudar a afrontar el problema y a ayudarle a encontrar una solución efectiva.

Esa es la primera medida, explicarle que hay solución. El catastrofismo de muchos jóvenes puede impedir considerar que un problema de calvicie tenga remedio, pero lo cierto es que el implante capilar supone una solución efectiva, natural y duradera hasta para toda la vida. De hecho, es posible que el implante capilar no sea necesario y un tratamiento capilar eficiente le permita revertir la situación y recuperar el cabello perdido.

En segundo lugar, la alopecia androgenética se trata de un problema de salud capilar. El hecho de suponer una consecuencia de herencia genética y de afectar directamente a los folículos pilosos del paciente, lo convierten en un auténtico problema médico. No es responsabilidad del paciente ni tampoco motivo para sentir frustración ni culpa.

Lo que sí es responsabilidad del paciente es buscar y encontrar una solución. Si lo hace al principio de notar los primeros síntomas, la recuperación podrá ser más rápida y su cabello no habrá notado las consecuencias indeseables de una calvicie en avanzado estado.

En tercer lugar, los padres deben explicar a su hijo con problemas de calvicie, igual que probablemente han hecho en otras situaciones, que negar el problema no es ninguna solución ni hará que mágicamente desaparezca. Raparse la cabeza, llevar gorra o capucha, incluso adoptar un cierto retraimiento a la hora de salir y relacionarse con los demás, por vergüenza o miedo, sólo permite que el problema persista y se agrave.

Hay que transmitirle la seguridad que ofrece un implante capilar, el hecho de que su problema tiene solución, pero debe afrontarse como tal y que la responsabilidad que tiene es aceptar el problema y plantarle cara para siempre con el tratamiento adecuado.

Medical Hair