Diferencias cruciales del implante capilar actual a los tratamientos tradicionales

injerto capilar

En la actualidad el implante capilar goza de muy buena reputación, obviamente derivada de los buenos resultados que se obtienen con su utilización por parte de profesionales en clínicas especializadas. Sin embargo no siempre fue así y algunos tratamientos tradicionales, que a veces no eran más que evoluciones de creencias populares, ofrecían consecuencias inaceptables hoy en día, pero que anteriormente se consideraban obstáculos insalvables. Explicamos en este artículo algunas de estas diferencias cruciales del implante capilar respecto a aquellos arcaicos tratamientos, que le han otorgado el reconocimiento que se merece.

Dura toda la vida

Esto es algo por lo que incluso hoy en día muchos pacientes se sorprenden al ser informados de ellos. El implante capilar no es una solución temporal, sino un remedio para toda la vida. El cabello se mantiene en la zona donde se ha injertado y no se vuelve a caer nunca.

La razón es que el pelo se coge de la zona de nuca y laterales, la única de toda la cabeza que genéticamente está programada para no caer, por tanto al cambiarlo de zona ( que es lo que se hace al realizar un microtrasplante capilar) su código genético se mantiene y dura para siempre.

Es completamente natural

Olvídate de la utilización de cabello de terceras personas o incluso artificial. En los implantes capilares realizados en Medical Hair por las técnicas FUE y FUSS, se utilizan folículos pilosos del propio paciente, de forma que el efecto resultante no puede suponer ningún rechazo por su parte.

Además, con la técnica Natural Hair Line, se mantiene un primera línea de cabello completamente natural, acorde a las formas que cada persona tiene en ella, mejorando todavía más el resultado natural final.

Se puede hacer vida normal

A diferencia de lo establecido como lógico por tratamientos tradicionales, el implante capilar no impide que se haga una vida completamente normal. No sólo el paciente vuelve el mismo día a su casa y al día siguiente puede reanudar sus actividades rutinarias, sino que el implante capilar no exige unos cuidados especiales, salvo evitar exponer la zona al sol y al sudor al principio, así como lavados diarios.

Tras el implante capilar, el o la paciente, pueden llevar una vida exactamente igual que hasta el momento, siempre con una higiene capilar saludable. Es posible lavarse el pelo sin problema, cortárselo y esperar que luego crezca o incluso tintárselo de otro color, sin que afecte en ningún momento al resultado satisfactorio del cabello recuperado tras el implante capilar.

El injerto capilar es la única solución definitiva para recuperar el pelo en zonas que ya se cayó, conseguiremos dar mayor densidad en zonas en las que previamente se perdió y/o cubrir otras que estén totalmente despobladas.

Medical Hair