¿Cómo afecta la alimentación a tu pelo?

La alimentación puede ayudar a mantener en buen estado el pelo y hacer que luzca fuerte y sano. Es recomendable la ingesta de verduras, frutas y legumbres, así como reducir el consumo de grasas y sal que debilitan el cabello fomentando que sea débil y quebradizo.

Para combatir los factores que deterioran la salud capilar, debemos tener en cuenta que una buena alimentación podrá ayudarnos a fortalecer el pelo.

  • Los alimentos de origen animal, concretamente las carnes rojas, además de los huevos y diferentes productos lácteos contienen vitamina B12 que ayuda al crecimiento del pelo.
  • Las legumbres, nueces o semillas presentan biotina que mantiene el pelo fuerte y revitalizado además de proporcionarle brillo.
  • Las verduras, el aguacate, los frutos rojos o los cítricos tienen ácido fólico que refuerza las raíces del pelo, evitando su debilitamiento y, también, potencia su crecimiento.
  • Los espárragos, cereales y frutos secos presentan cistina que hace que el pelo crezca más fuerte, dándole mayor densidad.
  • Las zanahorias, calabazas, pimientos, naranjas o frambuesas contienen betacaroteno que participa en la síntesis de la vitamina A, manteniendo saludables los folículos pilosos.
  • El pescado presenta metionina que es una fuente de azufre que mejora la fuerza del pelo, su aspecto y fomenta el crecimiento.
  • El marisco y las espinacas contienen cobre que ayuda a tener un cuero cabelludo sano.
  • Las lentejas, el queso o el plátano son fuente de zinc que equilibra los niveles de hormonas y ayuda a que el cabello crezca de forma sana.

Consejo del Doctor Horacio Foglia

“Es muy aconsejable incluir estos alimentos en nuestra dieta diaria, que contribuyen al fortalecimiento del pelo para, así, evitar su caída en otoño”, seña el Dr. Foglia.

Medical Hair