¿Cómo afecta la contaminación a tu pelo?

Cuando las alarmas por contaminación se disparan en las ciudades, debemos acordarnos, también, de nuestro pelo, que sufre los efectos de los altos niveles de dióxido de nitrógeno, tal y como recuerda el director médico de Medical Hair España, el Dr. Horacio Foglia.

La polución disminuye la calidad del pelo volviéndolo seco y sin brillo, provocando además una descamación del cuero cabelludo favoreciendo la aparición de caspa. Las partículas contaminantes producen un peor estado de la cutícula, ya que desordenan su estructura dando como resultado un pelo quebradizo. Los cabellos grasos son los más perjudicados por esta alteración en la atmósfera porque se ensucian más fácilmente.

Para minimizar al máximo los efectos de la contamianción, debemos proteger el pelo siguiendo los siguientes consejos:

-Mantener el pelo hidratado. Debido a que la contaminación provoca que el cabello se vuelva seco, deben utilizarse productos nutritivos que hagan frente a la falta de hidratación y, así, recuperar su suavidad.                           

-Lavar el cabello con frecuencia. El doctor Foglia recuerda que es falso el mito de que cuanto más se lava el pelo, más se ensucia. Y es que, al lavar el pelo, eliminamos las sustancias contaminantes alojadas en el cuero cabelludo.

-Moderar el uso del secador y las planchas. Un exceso de calor y una exposición directa provoca daños en la raíz del cabello favoreciendo su rotura y la posterior caída. Por ello, desde Medical Hair recuerdan que hay que graduar la temperatura y la intensidad.

-Cepillar bien el pelo. De esta forma se activa la circulación del cuero cabelludo y se eliminan las partículas contaminantes y los restos de producto.

Consejo del Doctor Horacio Foglia

“Incluir frutas y verduras en la dieta diaria ayuda a fortalecer el folículo piloso impidiendo que el cabello se vuelva quebradizo”, señala el Dr. Foglia.

 

 

Medical Hair