Curiosidades del pelo en verano

Durante el verano, el pelo sufre más de lo que podemos apreciar a simple vista a pesar de que los daños se harán visibles con el paso del tiempo. El sol provoca la deshidratación del pelo, modificando su estructura y mostrando un cabello áspero y seco.

Además de estos daños visibles, ¿qué le pasa al pelo en verano?

  • El cabello necesita entre el 15 y el 17% de agua para mantenerse hidratado
  • La incidencia del sol en el pelo es diferente según el tipo de cabello. El pelo rizado suele ser más grueso de forma que la deshidratación se produce en un periodo de tiempo mayor que en el liso, que suele ser más fino y se ve alterado rápidamente.
  • La exposición al sol es diferente en la playa y en la ciudad. El mar contiene salitre que hace efecto lupa atrayendo los rayos solares y el viento arrastra diferentes partículas que producen mayor sequedad. Los minerales que contiene la arena producen oxidación y una destrucción progresiva del pelo.
  • El sol modifica la forma y color de los cabellos teñidos o tratados.
  • Tras los meses estivales, usar champús sin parabenos ni sulfatos, lavar el pelo con agua templada y reducir el uso de secador y planchas ayudará a recuperar la estructura del pelo.

Consejo del Doctor Horacio Foglia

“Aplicar un aceite solar una vez a la semana y dejarlo actuar toda la noche  fortalecerá el pelo y lo hará más resistente a la exposición solar del día siguiente”, asegura Horacio Foglia.

 

Medical Hair