La verdadera causa de la alopecia

En el 95% de los casos, la verdadera causa de la calvicie se debe a la denominada alopecia androgenética, un conjunto de factores de orden hormonal y hereditario. En el último año, según informes propios, el 97% de los pacientes tratados de trasplante capilar son hombres frente al 3% de mujeres, con una edad media conjunta de 40 años.

Afecta solamente a la parte frontal y superior de la cabeza. A causa de la alopecia androgenética, el cabello comienza a debilitarse lentamente hasta caer. Pero hay otros factores que la provocan y que se podrían dividir en dos grandes grupos: congénitas y adquiridas. Las congénitas son poco frecuentes y se refieren a la ausencia de cabello desde el nacimiento. Las adquiridas se dividen en cicatriciales o no cicatriciales. Las calvicies cicatriciales son por defecto de desarrollo o enfermedades hereditarias, infecciones, agentes químicos o físicos. Se pierde el folículo piloso y no podrán regenerarse nunca si no es mediante cirugía. Por su parte, en las calvicies no cicatriciales se pierde el cabello, pero no el folículo piloso y, en algunos casos, puede recuperarse. Éstas, a su vez, pueden subdividirse en alimentarias (desnutrición proteica o energética, de hierro…) y farmacológicas.

En las mujeres, la alopecia androgenética femenina tiene como característica que comienza con la pérdida difusa de los pelos en las regiones parietales o fronto vertical, con mantenimiento de la primera línea del cabello. Las mujeres que la padecen no llegan a la alopecia total, sino que el diámetro de sus cabellos se va haciendo cada vez más fino y corto, dejando ver el cuero cabelludo. Otro de los motivos de la caída del cabello en la mujer es la alteración en la producción de proteínas transportadoras de hormonas sexuales, aumentando la cantidad de testosterona libre con un aumento de conversión de la misma en Dihidrotestosterona. Tanto la actividad exagerada (hipertiroidismo) como la disminuida (hipotiroidismo) puede ocasionar alopecia que puede revertirse con un tratamiento apropiado.

El microinjerto capilar se sitúa como la única opción definitiva y permanente para la alopecia, pero hay otras soluciones alternativas, aunque no con las mismas características. La tricopigmentación revoluciona los tratamientos capilares para dar densidad creando un efecto de mayor número de cabellos con resultados naturales y duraderos. Es una técnica estética temporal que consiste en la introducción de un pigmento específico en la capa superficial de la dermis. La mesoterapia, por su parte, un tratamiento que sirve para preservar el pelo existente dándole mayor grosor y más densidad.

Medical Hair