La depresión también provoca la pérdida de pelo

La depresión está íntimamente relacionada con la pérdida abundante del cabello que se produce de forma homogénea y difusa durante un determinado periodo de tiempo. El director médico de Medical Hair España, Dr. Horacio Foglia, considera que hay que afrontar la situación de depresión que atraviesa el paciente principalmente y, a la vez, seguir un tratamiento específico para su alopecia.

Esta caída del pelo producida por la depresión, es debida a una alteración en el ciclo del pelo que afecta a los folículos pilosos que se encuentran en la fase de crecimiento o anágena y que saltan directamente a la fase de caída o telógena. El organismo reacciona ante el estrés y lo hace liberando corticoides,  produciendo en el folículo piloso una estimulación glandulasebacea, que produce un aumento de la producción de sebo y una disminución de la concentración de oxígeno intrafolicular, con su consecuente debilitamiento y posterior caída del pelo.

La alopecia por depresión puede ser transitoria y una vez superada la depresión,  con la ayuda de tratamientos específicos, puede recuperarse el pelo perdido. Ante una caída temporal del pelo, no prolongada durante demasiado tiempo, se recomienda acudir a un especialista para que establezca un tratamiento adecuado que sirva para preservar el pelo existente, dándole mayor grosor y más densidad, como puede ser la mesoterapia.

Consejo del Doctor Horacio Foglia

“Es importante que, en estos casos de alopecia por depresión, la persona no se centre en la pérdida de pelo y busque el tratamiento que necesita para vivir de forma saludable con un buen estado anímico. Los pacientes de entre 18 y 30 años que acuden a Medical Hair se muestran afectados psicológicamente por la pérdida de pelo”, señala Foglia.

 

 

Medical Hair